La semana pasada tuvimos la suerte de compartir una tarde  con uno de los escritores más leídos por niños y adolescentes de nuestro país, Jordi Sierra i Fabra (“El gran sueño”, Santillana 2018), recientemente nombrado medalla de oro de las Bellas Artes.

En ese encuentro fuimos partícipes de la devoción con la que habla de la literatura, pero sobre todo, fuimos testigos directos de la pasión que desprende cuando en su discurso se mezclan las palabras “leer” y “juventud”. Palabras que sin duda, a él, le dan vida. Palabras que nosotros, desde el centro y como promotores de la lectura, no podemos hacer más que reafirmar. Quizá que ambos-libros y niños-vayan de la mano sea su gran sueño. Tal vez, entre todos, podamos conseguirlo.
Por lo pronto, comenzar leyéndolo a él, parece una buena forma de empezar el camino.